25 de octubre de 2010

Día 39. Tic, tac, tic, tac, malditas arpías!

Yo siempre he sido una mujer muy ordenada y controladora. Por eso jugar a la brava nunca ha sido una especialidad para mí. El día que decidimos casarnos, pusimos fecha y corriendo, corriendo yo me enteré de todo lo que hacía falta y con cuánto tiempo.

Me di de bruces con la burocracia, resulta que los papeles los tienes que hacer como mucho con un año de antelación. Y ahí estaba yo un año antes en el Registro civil de Barcelona entregando los papeles. Y os preguntaréis ¿por qué tan pronto? ¿y por qué con esa ansiedad? Pues porque desde que en Agosto casi me quedo sin restaurante decidí que esas arpías de nivel 1 (me he dado cuenta de que estoy muy por debajo, por lo menos nivel 2, je je) no me arruinarían mi boda siendo ellas las primeras en conseguir lo que yo también estaba buscando!!!!
La pena es que voy tarde porque ellas empezaron meses antes que yo, malditas! =) Deben tener un pacto con el diablo o algo así, porque ¿cómo es posible saber todo lo que saben? (que nadie se lo tome a mal eh?, soy una novia psicópata!) =D

El caso es que nosotros aprovechando las vacaciones de Agosto decidimos ir a ver algunos restaurantes ya que estábamos allí.
Un día llamo al Hotel en cuestión y pido una cita para ir a ver el salón, y no va el tío y me dice: uhmmmm Septiembre de 2011?? Y qué fecha? Porque ya tenemos dos fines de semana ocupados ese mes...
¿CÓMO? Os lo juro que no daba crédito en Agosto de 2010 ya tenían cogidos dos findes?? ¿Estamos locos o qué? Malditas otra vez! jjajajaja
Y ahora qué podíamos hacer nosotros? Estaba claro:
Hotel bonito, salón bonito, precio bonito...
Toma la pasta y reservanos la fecha!
Este viernes fuimos con el testigo al RC de Barcelona y ya está todo en marcha, pero hay que esperar un mes para que manden los papeles a Pamplona y poder elegir fecha. Ya sé que dos fines de semana (también) están completos en el Ayto. de Pamplona! Así que ahora tic, tac, tic, tac, crucemos dedos para que nos quede libre la fecha que cogimos para el restaurante!
Y también os preguntaréis ¿no había más restaurantes en Pamplona para haber esperado?
Pues yo os contesto: ¿Tan bonitos como éste? Os dejo una imágenes para que valoréis.

Esta es la entrada al Hotel Puerta del Camino
Entrada al restaurante "La Capilla" (el salón que nos han dado)
Como podéis comprobar es una Capilla de iglesia, y es que el hotel era un antiguo convento!

Con sus vidrieras y todo!
Y ahora ¿qué?

¿Vosotras no hubiérais arriesgado?
¿Os gusta?

Una canción:

18 de octubre de 2010

Día 32. Una novia XL y una morcilla mal atada

Este sábado fui a mi primera prueba de vestidos, iba con mal talante por el tema de las tallas pero a veces la ley de Murphy funciona y ¡sorpresa! lo que iba a ser un infierno se convierte en una aventurilla graciosa y con un final bastante reconfortante.
¿Qué pasó en mi visita a Pronovias?
Pues ahora mismito os lo cuento.

12:30 de la mañana, para no variar mi cuñada llega tarde y mi amiga justita, entramos tarde...
Me enseñan los modelos en el ordenador, elijo 3 aunque no me acaban de convencer. Y ahora viene lo bueno (va a ser un poco largo pero tengo que contarlo tal cual):

Yo que iba sin ninguna intención de probarme nada me encuentro en un megaprobador de esos de novia con tu tarima y todo. Y la chica Pro (dependienta de pronovias que me atiende) me dice, ponte el can-can! Yo lo miro y pienso, eso no entra ni de globo y comienzo a enfundármelo y me siento como aquella vez que me pusieron una especie de malla de las naranjas para una prueba de esfuerzo en el hospital pero sin los agujeritos de la red. Vamos, una morcilla mal atada!

En fin, llega la chica con un par de vestidos y decide que primero me pruebe el que más me gustaba y yo lo veo chiquito pero como se supone que va así la cosa, levanto los brazos y que sea lo que Dios quiera. Y Dios sólo quería que bajara hasta la cadera...
Y ella estira que te estira, y yo diciéndole que la tripa la podía encoger pero que las caderas ni de coña. Vamos, un drama, tetas arriba para entrar en el escote, tripa pa' dentro para no reventar el vestido, hombros atrás para intentar ver cómo quedan los tirantes y todo el forro arrugado en la cadera, qué cuadro! =D

Así que la chica Pro muy lista ella, sale corriendo del probador y me trae un vestido que no tenía nada que ver con mi estilo pero que era como 2 tallas más grande, que me lo cogió con pinzas y todo! Y os preguntaréis ¿para qué? Pues para que yo no saliera corriendo en ese mismo momento y decidiera casarme con una chilaba!
Total que al ponerme el vestido grande, los palabras de honor y yo nos hicimos amigos!
Resulta que no soy tan ancha de hombros y me queda mejor este corte que los tirantes porque me hace menos brazos. Quién iba a pensarlo!

Es aquí cuando empieza la historia de mi primer amor. La chica lista y simpática Pro trae un vestido que era exáctamente lo que buscaba, pero con palabra de honor. Como he decidido darle una oportunidad me lo pruebo (este ya debía ser por lo menos una talla 42-44). Me falta un palmo para atarlo pero por lo menos no me duelen los riñones de coger aire! Y es DIVINO!

El vestido no os voy a decir cuál es, por si me lo acabo comprando =), pero os puedo decir que este modelo de Jesus del Pozo fue el primero que me enamoró cuando empecé a mirar cosas y que el vestido que me trajo mi adorada chica Pro se parece bastante!
Después de probarme ese vestido de Pronovias que es una absoluta belleza, me enchufó otros dos. Uno que era del estilo forro en la cadera, tetas al cuello y un segundo que me bajaba taaaan bien que se me quedaron los tobillos sin cubrir jajajajjajaja!!

El resultado? Dime el precio y dame otra cita para cuando venga mi madre. Ahora se me a abierto todo un mundo nuevo: Palabra de Honor o Palabrita del Niño Jesús que no vuelvo a negarme en rotundo a nada!
Encantada me dijo el precio (además es barato!) y me comentó que no creía que yo entrara en la talla plus de te cobro un 10-15% más.

Así que ahora toca mirar de nuevo vestidos en la red. Aquí os dejo otros del estilo, alguno de JdP y de Peiró.




Definitivamente el sábado fue mi día! Tengo tres semanas para mirar alguna cosa más antes de que venga mi santa madre para llevarla de compras.

¿Cuántas tiendas creéis que tendría que visitar?
¿Es muy precipitado que te guste algo a la primera?

Una canción:

15 de octubre de 2010

Día 29. Mañana voy de compras...

Mañana comienza la búsqueda del vestido perfecto... Cuando decidimos casarnos creí que este momento sería algo especial, divertido y que me haría pasar un buen rato. Pero si tengo que ser sincera sin ni siquiera haber empezado ya no está siendo algo "chuli" =S

Voy a lloraros un poquito porque me apetece y estoy de un humor un poco "atravesado" con este tema pero no hay nada de que preocuparse eh?

El caso es que desde que me enteré del tema de las tallas (por si alguien no lo sabe, en la gran mayoría de tiendas la máxima para probarse es una 42-44, yo uso la 48-50) estoy un poco descuageringada.
Desde que mi cabeza recuerda siempre he tenido problemas para encontrar ropa en las tiendas, así que pensé que en vestidos de este calibre y dineral no pasaría lo mismo. En fin, que
encima de que pagas tienes que hecharle una imaginación que ni Spielberg.
Casi me deberían pagar a mí por la creatividad ¿no creéis? =)

Bueno, no voy a vender esta historia mucho más antes de vivirla en directo ¿no?. Mañana voy a Pronovias a ver qué me cuentan y después a la aventura. He decidido ir a la brava sin pedir citas previas. Pediré catálogos y que me digan qué talla tienen para probar...

Después decidiré si me hago el vestido en una tienda o me decido por alguna diseñadora novel o por una modista que me hagan lo que yo quiera y con un trato más personal que me haga sentir guapa! Un batido de estos modelos no estaría mal no?

Pronovias


Rosa Clará

Y puesto que ya he sacado el tema a la palestra,

¿Qué os parece la idea de la diseñadora o la modista?
¿Me decanto por un diseño único XL
y por un trato más personal?

Una canción:

8 de octubre de 2010

Día 22. Invítame a mí...

Un día de estos dedicaré un post al increíble mundo de los invitados, un día de estos porque me lo tengo que preparar concienzudamente. Y es que si vosotras ya celebrásteis vuestra boda, ya os imagináis de qué estoy hablando no?

Como ese tema es un follón por sí sólo, hoy sólo hablaré de una de las partes del "mundo invitación" y que es la invitación en sí. Realmente aún no nos hemos puesto siquiera a pensar en cómo será porque tengo la grandísima suerte de que un gran diseñador y mejor amigo nos las va a hacer. Nosotros mismos podíamos haberlas hecho (los dos somos diseñadores gráficos) pero decidimos que para quitarnos un muerto de encima, tener una sorpresa y ejercer por una vez como clientes =) era mejor que nos las hiciese este amigo. Conociéndole nos sorprenderá muy gratamente seguro.

De todas formas yo que tooodo lo miro, he hecho una recopilación de diferentes tipos de invitaciones. Aquí os dejo unas cuantas sacadas de la página de Martha Stewart.




Innovadoras, clásicas, personalizadas, divertidas, discretas... Otro día sigo con el tema pero,

¿A vosotras qué tipo de invitaciónes os gustan más?
¿Cómo fueron las vuestras?

Una canción:

4 de octubre de 2010

Día 18. Novias XL, guapas y divinas con el doble de tela

Cuando una decide casarse piensa en su vestido, cómo podría ser, lo guapa que estarás. Pero no piensas en cosas como que quizá en la tienda no podrás probarte todo lo que quieras porque simplemente NO CABES! No sé si es verdad o una leyenda urbana, y vosotras si podéis ya me diréis algo. Pero leyendo cositas por ahí he descubierto que normalmente en las tiendas de novias las tallas que tienen no pasan de una 44 y eso como mucho.

Entonces yo me pregunto, ¿Qué pasa con las que tenemos más cuerpo? Pues que tenemos que trabajar el "doble" con nuestra imaginación para ver más o menos cómo nos quedará ese vestido que nos parece que nos gusta. =S

Una conclusión: estar doble de gorda implica, doble trabajo, doble pateada para encontrar tu vestido, doble tiempo perdido en internet buscando tus tipos de escote "disimulador" y faldas para tu estilo de cuerpo, bla, bla, bla; y doble de tela para estar igual de guapa y divina que siempre has sido pero ahora vistiendo totalmente de blanco. =)

Si no conoces este increíble mundo o te pasa lo mismo que a mí (gasto una 48...) aquí te traigo el primer post sobre Novias XL, y digo primero porque me ha costado mucho tiempo encontrar toda esta información y quiero que vea la luz.
Esta es una pequeña muestra de lo fantástica que puedes estar con tu talla GRANDE y DIVINA!




Más vestidos pinchando aquí.
Si aún quieres más, mira esta otra dirección.

Dejo mis datos =) por si alguna se lanza a hecharme una mano con qué me podría quedar bien! 1,70 m y talla 48, no llevaré tacones (otro impedimento para un look estilizado jajajja)
Dentro de unos días seguiré con este post, más modelos guapísimas con vestidos geniales.

¿Cómo os fue cuando comprásteis vuestros vestidos?
¿Es cierto lo de las tallas en las tiendas?

Una canción?